Cuando se trata de preparar una casa para el concurrido mercado de otoño, los agentes tienen muchos consejos. Desde superar a la competencia hasta volver a pintar, organizar o hacer un rediseño más elaborado, la clave es no esperar.

Tener una ventaja en la temporada es crucial, de acuerdo con Hillary Ryan, una agente con sede en Napa Valley, California de Pacific Union International. La ventana para las ventas de otoño, particularmente en Estados Unidos, es corta, dijo, por lo que es mejor preparar las cosas en agosto.

Lea más: Cómo saber si la subasta es la mejor forma de vender una propiedad

“Es ideal comenzar a prepararse para la próxima temporada de otoño y tener la propiedad lista para comercializar inmediatamente después del Día del Trabajo (en EE. UU.)”, dijo. “La atención de los compradores se traslada a las fiestas a mediados de noviembre, por lo que es mejor moverse rápidamente para que la propiedad llegue al mercado al comienzo del otoño”.

Las ventas de viviendas de septiembre en 2017 aumentaron un 0,7% en comparación con el mes anterior, que fue el primer aumento en tres meses, y un 2% adicional en octubre de 2017, según la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios. Agosto es uno de los meses más lentos del año en muchos mercados, explicaron los agentes.

En septiembre, generalmente hay menos compradores que en la temporada de primavera, dijeron agentes, pero a menudo están más motivados. Algunos podrían estar tratando de establecerse, especialmente aquellos con niños en edad escolar que probablemente ya hayan regresado a clase. Otros pueden estar buscando terminar el trato antes de fin de año.

Sin embargo, eso no necesariamente resultará en un precio más alto. Los precios en septiembre y octubre son en general similares a los del verano, según CoreLogic, una compañía de datos con sede en Irvine, California. Las viviendas vendidas en septiembre de 2017 fueron solo 0,4% más caras que las vendidas en agosto, mientras que hubo un aumento de 1,16% en marzo de 2018 en comparación con febrero.

Lea más: Cómo vender más rápido una propiedad con el uso de redes sociales

“El mercado de otoño no suele ser tan fuerte como el mercado de primavera”, dijo Emily Sachs Wong, agente de @properties con sede en Chicago. “También es mucho más corto”, agregó, con el inicio de las escuelas, Halloween y dos grandes fiestas judías que sacan a muchos del mercado.

Luego, con el Día de Acción de Gracias y la temporada de fiestas de diciembre que siguen, las cosas realmente comienzan a desacelerarse.

“Puede ser un desafío poner en venta una propiedad en noviembre”, dijo Ryan, y agregó que noviembre, diciembre y enero son generalmente tranquilos.

Lea más: Al comprar sobre planos, entre más información mejor

Para aquellos que necesitan vender en ese período de tiempo, ella recomienda poner en venta la propiedad “con un agente bien conectado que pueda contactar de manera proactiva a agentes y compradores por fuera del mercado”. Si no se vende a fines de febrero, ese es el momento de comercializarlo más públicamente y lanzarlo en el MLS, agregó.

En algunas áreas, como el sur de Florida, no hay mucho cambio de temporada, por lo que los agentes no necesariamente ven un aumento en las ventas una vez que llega septiembre, de acuerdo con Amit Bhuta, agente de Compass con sede en Miami.

“Solo es realmente lento aquí de noviembre a marzo”, dijo.

Una advertencia es si ha habido una fuerte temporada de huracanes, según Adam Gurewicz, un agente de Compass que trabaja en Fort Lauderdale y Boca Raton, Florida. Si los compradores de segunda vivienda ven destrucción en la zona, eso podría bajar temporalmente los precios de las casas allí, dijo.

Mientras tanto, en Londres, el otoño siempre está ocupado, según Becky Fatemi, directora de la firma Rokstone de Londres. Ella dijo que el cambio de temporada hace que los compradores regresen a ver propiedades, y los cambios de escuela y de trabajo pueden estimular a los compradores en la nueva temporada.

En el pasado, las vacaciones de diciembre marcaban una pausa para la temporada de ventas en Londres, pero el final de 2017 estuvo ocupado hasta el nuevo año, dijo Fatemi. Parte de eso tenía que ver con la incertidumbre reprimida sobre el Brexit, así como con la necesidad de cerrar tratos antes de del 31 de diciembre.

Pero, independientemente de la temporada, “la gente siempre necesitará casas”, dijo.

Alistar la casa

La clave es crear un espacio donde un comprador pueda verse a sí mismo y a su familia viviendo felices por el momento o para siempre.

“Cuanto más rápido pueda hacer que alguien se sienta cómodo, más probabilidades tendrá de vender la casa”, según Adam Gurewicz, agente de Compass que trabaja en Fort Lauderdale y Boca Raton, Florida. “Quiere que se ajuste a su objetivo de estilo de vida”.

LEA MÁS: La tecnología no necesariamente aumenta el valor de una propiedad

Eso es especialmente cierto en el extremo superior, dijo. “Para casas de más de US$3 millones, la gente quiere que parezca que sale de una revista”.

Sachs Wong estuvo de acuerdo.

“Haga que su casa sea lo más perfecta e inmaculada posible”, dijo. “Pocas personas quieren hacer el trabajo, por lo que haga que se sienta que su casa necesita lo menos posible”.

Gurewicz recomienda traer profesionales, como un diseñador de interiores o un arquitecto paisajista, para ayudar a rediseñar las casas y darles un aspecto nuevo. Incluso construcciones relativamente recientes aún pueden necesitar mayor atención. Las casas que tienen entre siete y 10 años de antigüedad “ya están desactualizadas”, dijo.

Aunque algunas de las casas pueden eventualmente convertirse en demoliciones, Gurewicz todavía piensa que una revisión puede valer la pena. Una renovación de alta gama hará que la casa se venda más rápido y por un precio más alto. “Se trata del rendimiento de la inversión”, agregó.

A medida que el clima cambia y los días se acortan, también es importante capturar la luz y agregar calor a la casa.

Si hace frío, “asegúrese de que la calefacción esté encendida para que los compradores lleguen del frío al calor”, dijo Fatemi. “Las velas son un toque encantador, elija un aroma de otoño”.

Además, el exterior de una casa es tan importante como el interior, por lo que no debe descuidar el diseño de jardines.

“En California y especialmente en el Valle de Napa, el clima tiende a ser hermoso en el otoño, por lo que es importante centrarse en la organización de los jardines”, dijo Ryan de Pacific Union. “Los compradores buscan casas donde puedan vivir un estilo de vida interior y exterior”.

En el interior, los compradores están buscando diseños más atractivos que en el pasado, dijeron los agentes.

Lea más: No es el momento de comprar propiedades de lujo, dice economista del UBS

“El color ha vuelto”, dijo. “La gente se está cansando de los grises y blancos y quieren estilo y mucha sorpresa”.

Pero no use los colores tradicionales del otoño como el rojo intenso o el naranja, dijo, ya que pueden parecer obsoletos si la casa aún se muestra en la primavera. Las paredes decorativas o los accesorios son una buena manera de obtener un aspecto actualizado sin hacer nada permanente.

“Si hace que su casa se sienta emocionante y moderna, se venderá”, dijo Sachs Wong. “No asuma la actitud de que no quiere hacer nada por miedo a que a alguien no le guste. Haga algo de alta calidad y tendencia, no excesivamente moderno, y a los compradores les encantará”.